La célula más villana

La célula más villana

Tiempo de lectura: 8 minutos

La base de todo verdadero horror cósmico es la violación del orden de la naturaleza, y las violaciones más profundas son siempre las menos concretas y descriptibles.

H.P. Lovecraft

“Tun tunrun tutun… ̶ Bienvenidos al podcast de cine más esperado por todos ustedes, estamos muy contentos de platicar con nuestra audiencia de lo que tanto nos apasiona, el mundo del séptimo arte.  En esta ocasión decidimos hacer un programa especial dedicado aaaah -suenan tambores- los mejores villanos de la historia.”

Era viernes por la tarde, iba de regreso a casa y por fin podía escuchar el podcast que tanto me gusta y que había tenido que posponer durante toda la semana. Y es que había sido una semana emocionante, pero realmente agotadora, había entregado el primer borrador de la tesis y decidido el título: Caracterización de las células iniciadoras de tumores. Y aunque disfruto mucho aprender acerca de mi tema de investigación, distraerme con temas como el cine me resulta muy divertido. 

“ ̶ Hola Sofi, un gusto estar contigo en este episodio especial sobre villanos, que te parece si para iniciar con el debate, mencionamos cuáles son las características que podrían definir a los mejores villanos. 

̶ Buena idea Leo, me parece que la característica que de cajón todo buen villano tiene es que cuando se trata de causar daño, no hay nada que lo detenga. Eso sumado a las capacidades súper desarrolladas que normalmente tienen, resultan una combinación espeluznante.

̶ Es verdad Sofi, vaya combinación. Pero a mí me parece que cuando un villano es tan astuto que es capaz de organizar grandes ejércitos con poco esfuerzo, resulta de temer.”

La célula villana

Y ¡Bum! sin darme cuenta vino una idea loca a mis pensamientos. Tenía a la villana perfecta, una que seguro quedaría en el top ten de cualquier conteo de villanos, ocupando un lugar junto al Joker, Darth Vader, Sauron, Moriarty, Hans Landa o Drácula.

¡Si! Una célula iniciadora de tumores no tenía nada que envidiar a estos villanos tan reconocidos. Y es que si lo pensamos detenidamente este tipo de células cumplen con las características mencionadas por los locutores del podcast. Pero no vayamos tan rápido y déjenme contarles un poco más acerca de estas células y ya ustedes decidirán qué tan descabellada era mi idea. 

El cáncer y el origen del mal

Para conocer mejor a las células iniciadoras de tumores, comencemos hablando un poco de la información que las precede. Durante muchos años las ciencias de la salud y otras relacionadas a ellas, han dirigido grandes esfuerzos para estudiar, entender y encontrar cura para el cáncer, una de las enfermedades más temidas en los últimos siglos.

Vázquez-Cuevas, F. (2021). Células de carcinoma ovárico, de una línea celular cultivada in vitro. Podemos observar los núcleos de las células en azul y en rojo el citoesqueleto de las células. Imagen tomada con un microscopio confocal.

El cáncer de manera simple lo podemos entender como el crecimiento anormal de células, las cuales pueden localizarse en cualquier órgano o estructura del cuerpo, y que a causa de alteraciones genéticas, pierden la capacidad para detener su crecimiento y producción. 

Durante muchos años, el enfoque clásico del cáncer propuso que cualquier célula cancerosa podía participar en la generación de tumores, así como en su desarrollo, por tanto, todas estas células se consideraban tumorigénicas. Sin embargo, en las últimas décadas esta teoría ha sido cuestionada por una nueva propuesta, la teoría jerárquica del cáncer. La cual propone que no cualquier célula cancerosa es capaz de generar nuevos tumores y participar en el crecimiento de estos, más bien, existen jerarquías entre las células cancerosas y es una subpoblación pequeña, con características particulares, las cuales les atribuyen una mayor jerarquía, las responsables de generar el crecimiento de tumores. Es a esta subpoblación de células cancerosas, a las que se les ha nombrado células iniciadoras de tumores.

Carácteristicas de supervillanas

Una vez que ya les he presentado a mi propuesta de villana, déjenme contarles un poco más de las características que podrían hacer que las células iniciadoras de tumores dejen atrás a los villanos comunes y entren en la competencia por un lugar en el top ten de los supervillanos.

De inicio, estas células pueden competir con Dar Vader, este icónico representante del lado oscuro, que nos dejó con la boca abierta cuando dijo su famosa frase “Luke soy tu padre”.  Bueno pues en el caso de las células iniciadoras de tumores, es verdad que estas no son el padre del héroe de la historia, sin embargo, en la literatura científica otra forma en que se les conoce es como células troncales de cáncer o más coloquialmente células madre de cáncer. ¿Pero por qué algunos investigadores las llaman de esta manera?

La razón por la que también se les ha otorgado este nombre, es porque se ha observado que este tipo de células cancerosas comparten características con las células troncales o células madre normales. Las cuales resultan realmente importantes a lo largo de nuestra vida, ya que son las células que se encargan de generar uno o más tipos de células especializadas en nuestro cuerpo, como los hepatocitos (células del hígado), las neuronas (células del cerebro), entre muchos otros tipos de células. Y que de acuerdo al tipo de célula  madre (ya que existen diferentes tipos), estas pueden actuar en etapas embrionarias, participando en la formación del individuo o en etapas adultas, contribuyendo en la regeneración de órganos dañados. Sin duda, estas características otorgarían un super poder a cualquiera, pero ¿Qué ocurre si es un villano el que goza de ellas?

Esta capacidad de diferenciarse en diferentes tipos de células especializadas se encuentra en las células iniciadoras de tumores, lo que provoca que dentro del ambiente tumoral exista una gran heterogeneidad de células cancerosas, lo que contribuye al desarrollo de la enfermedad y complica el éxito de los tratamientos contra esta. 

 Además, se sabe que las células madre normales tienen la capacidad de autorrenovarse cuando se dividen, es decir, una de sus células hijas se diferencia en un tipo de célula especializada, mientras que la otra hija mantiene las características de célula madre, una capacidad biológica impresionante. Desafortunadamente la villana de nuestra historia también tiene esta capacidad, de tal manera que las células iniciadoras de tumores se reproducen a sí mismas. Lo que a mi parecer deja arriba en el marcador a las células iniciadoras de tumores vs Dar Vader, ya que estas mantienen su legado multiplicándose a sí mismas y generando hijas malvadas, mientras que Dar Vader no.

Ahora, qué pensarían si les dijera que las células iniciadoras de tumores también podrían competir con Sauron “El señor de los anillos”. Si recuerdan una de las capacidades más impresionantes de este villano era su facilidad para generar ejércitos y así desplegar su poder sobre la tierra media; bueno, pues en el caso de las células iniciadoras de tumores, se ha identificado que tienen la capacidad de reproducirse de manera ilimitada y sumado a esto, pueden cambiar su morfología a un estado en el cual adquieren características con las cuales pueden migrar a otras partes del cuerpo y generar nuevos tumores, proceso conocido como metástasis. 

Por si esto fuera poco, investigadores han propuesto que las células iniciadoras de tumores son capaces de evadir el proceso de envejecimiento celular (senescencia), de tal manera que podrían llegar a ser inmortales, igualando así una de las características que pocos podrían presumir, entre ellos el conde Drácula de Bram Stoker.

Desde mi perspectiva, estas capacidades ya harían de las células iniciadoras de tumores, unas villanas dignas de reconocer, pero si aún no los convenzo, seguro que con el siguiente punto lograré que estén de acuerdo conmigo.

Para ello, traeré a la discusión a uno de los villanos más reconocidos en los últimos tiempos, “El que no debe ser nombrado”,  quien a lo largo de siete libros y hasta el momento diez películas, nos hizo pensar en diversas ocasiones que había sido derrotado, sin embargo gracias al gran poder de la magia oscura que poseía, resurgió de las sombras en más de una ocasión. Esta capacidad de resistencia a los ataques, una de las claves del éxito de Voldemort, también la han adquirido las células iniciadoras de tumores, a las cuales se les ha señalado como las responsables de la resistencia a diferentes tratamientos contra el cáncer.

Dentro de los tratamientos utilizados con mayor frecuencia para esta enfermedad, están la resección quirúrgica de los tumores, la radiación y la quimioterapia. Cuando la enfermedad es detectada en etapas iniciales, estos tratamientos suelen ser efectivos y el cáncer es vencido. Desafortunadamente, esto no siempre ocurre así, ya que algunos tipos de cáncer son difíciles de detectar y el diagnóstico se logra en estados avanzados. Bajo estas condiciones, los tratamientos médicos son efectivos en un inicio, pero desafortunadamente, un gran porcentaje de pacientes recaen en la enfermedad y el cáncer vuelve. 

Como lo mencionamos previamente, estudios sugieren que las responsables de esto, son las células iniciadoras de tumores, las cuales evidentemente no requieren de horrocruxes para sobrevivir como es el caso de Voldemort. Lo que los investigadores han propuesto como una posible explicación, es que los tratamientos como la quimioterapia, someten a altos niveles de estrés fisiológico al organismo, logrando la muerte de una gran cantidad de células cancerosas, sin embargo, las células iniciadoras de tumores son seleccionadas ante el estrés y sufren una acumulación de mutaciones que les permite resistir al tratamiento y posteriormente generar nuevos tumores con mayor agresividad, lo que hace que el paciente recaiga en la enfermedad.

Cthulhu criatura creada por el escritor Lovecraft.Creía percibir en ella, de forma simultánea, las figuras de un pulpo, un dragón, y una caricatura de ser humano. Una cabeza viscosa y cubierta de tentáculos destacaba sobre un cuerpo grotesco y escamoso con unas alas rudimentarias; pero era el perfil general de toda ella lo que resultaba más espantoso.».,  H. P. Lovecraft (1928).

Por último, me parece que en el caso de los villanos no es indispensable que estos sobresalgan por su aspecto físico, pero cuando tienen características físicas que nos permiten identificarlos, estas ayudan a hacer un éxito del personaje, por ejemplo, la inolvidable sonrisa del Joker o si nos referimos a villanos más amorfos nos podemos encontrar con Cthulhu, esta criatura malvada creada por Lovecraft que amenazaba a la humanidad, la cual cuando leías su descripción en el relato no cabía duda que era un ser que infundía miedo y maldad. Tal vez las células iniciadoras de tumores no tengan una apariencia física que nos cause pavor, sin embargo, cuando estas se reproducen sin control, se van acumulando y conformando masas amorfas de tejido que dan como resultado un tumor, cuya apariencia podría causar desagrado a cualquiera.

Todo villano tiene un héroe

Afortunadamente, como ocurre con todo villano, existe un héroe que no se da por vencido y siempre busca derrotarlo. En este caso no sería la excepción, los científicos han descubierto una gran cantidad de información nueva en los últimos años sobre las células iniciadoras de tumores y aunque aún queda mucho por entender sobre ellas, el desarrollo de nuevos tratamientos para el cáncer con mayor efectividad resulta prometedor. 

Pero además, no podemos olvidar que nosotros podemos contribuir a la lucha contra esta enfermedad, asistiendo al médico si sentimos algún malestar y realizando estudios recomendados como el Papanicolaou y la mastografía en el caso de las mujeres para detectar cáncer cervicouterino y de mama respectivamente o el examen tacto rectal y la prueba sanguínea del antígeno prostático específico para detectar el cáncer de próstata en los hombres en etapas tempranas.

“-Un gusto haber estado en este episodio del podcast tan entretenido contigo Sofi y aunque no llegamos a un acuerdo de cuál es el mejor villano de todos los tiempos, sí que aprendimos mucho sobre estos durante el programa. Espero que la audiencia se la haya pasado tan bien como nosotros y que nos acompañen la siguiente semana en un nuevo episodio, ¡Hasta la próxima!”.

El podcast había llegado a su fin y yo no podía dejar de pensar que si existiera una película sobre las células iniciadoras de tumores probablemente los locutores habrían llegado a un acuerdo. En fin, por el momento no me queda más que seguir estudiando a estas supervillanas y tal vez algún día la ciencia logre comprenderlas y derrotarlas por completo. 

Fuentes

Mens, M., & Ghanbari, M. (2018). Cell Cycle Regulation of Stem Cells by MicroRNAs. Stem cell reviews and reports, 14(3), 309–322. https://doi.org/10.1007/s12015-018-9808-y

Peiris-Pagès, M., Martinez-Outschoorn, U. E., Pestell, R. G., Sotgia, F., & Lisanti, M. P. (2016). Cancer stem cell metabolism. Breast cancer research: BCR, 18(1), 55. https://doi.org/10.1186/s13058-016-0712-6

Rahman M, Deleyrolle L, Vedam-Mai V, Azari H, Abd-El-Barr M, Reynolds BA. The cancer stem cell
hypothesis: failures and pitfalls. Neurosurgery. 2011 Feb;68(2):531-45; discussion 545. doi:
10.1227/NEU.0b013e3181ff9eb5. PMID: 21135745

Roy, P. S., & Saikia, B. J. (2016). Cancer and cure: A critical analysis. Indian journal of cancer, 53(3), 441–442. https://doi.org/10.4103/0019-509X.200658

Un comentario en «La célula más villana»

  1. Alejandra, muchas gracias por la analogía, para aquellas personas que no estamos cerca de la biología resulta muy atractivo entender esos procesos complejos a través de personajes de los relatos cinematográficos. Tus ejemplos, al utilizar a esos villanos, son muy didácticos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Instagram