Mareas doradas: la invasión del sargazo

Probablemente has visto fotos de las afrodisiacas y cristalinas aguas del Caribe convirtiéndose en extensos tapetes dorados. Seguramente habrás escuchado también que esto se debe a masas y más masas de sargazo invadiendo las playas del Caribe mexicano. En los últimos años, y con más fuerza en los últimos meses, se ha hablado de que es un problema fuerte para el país.  Pero ¿Qué es “el sargazo” y por qué es un problema?

El término “sargazo” se refiere a las especies  de algas pardas (Clase Phaeophyceae) pertenecientes al género Sargassum. De manera general, estas algas se distribuyen en aguas templadas y tropicales y se caracterizan por presentar láminas parecidas a hojas y unas vesículas de aire conocidas como aerocistos.  En este caso, son dos especies las que han estado llegando a las costas mexicanas: Sargassum natans y Sargassum fluitans. Estas dos especies de sargazo tienen en particular que son holopelágicas; lo que quiere decir que todo su ciclo de vida lo llevan a cabo flotando en el mar o en la columna de agua. En condiciones normales, estas especies de sargazo son benéficas para el ecosistema marino, pues constituyen hábitat y alimento para otras especies, participan en la captura de carbono y proveen de oxígeno y nutrientes.  

Sargassum natans (Izquierda) y Sargassum fluitans (derecha). Fuente: Amy N. S. Siuda

Entonces… ¿Cuál es el problema?

A principios del verano de 2014, se registró una afluencia masiva de sargazo en las playas del Caribe mexicano. A partir de ahí, este fenómeno se ha estado repitiendo y la cantidad de sargazo que llega ha ido en aumento, llegando incluso a una concentración 200 veces más grande que la de años pasados. La acumulación de estas grandes masas de algas pardas tienen un impacto tanto en los ecosistemas costeros como en la vida de las personas que habitan esas regiones.

En los primeros, boquean el paso de la luz a través de la columna de agua, lo que impide la supervivencia de organismos que dependen de la fotosíntesis (como pastos marinos, corales, algas, etc) y provoca la muerte de muchos otros individuos que dependen a su vez de los primeros. Además, la descomposición de tales cantidades de materia orgánica provoca turbidez en el agua y eutrofización; es decir, el aumento excesivo de nutrientes.

La acumulación masiva de sargazo también ha tenido impacto en la calidad de vida de las personas. La principal actividad económica en estos lugares es el turismo, por lo que la disminución de visitantes debida a la acumulación de grandes masas de materia orgánica afecta directamente a los ingresos de las empresas y comerciantes. Por otro lado, dicha materia orgánica, al descomponerse, libera ácido sulfhídrico. La presencia de este gas en el aire provoca enfermedades en la población y promueve la corrosión en aparatos electrónicos y de metal.

Puerto Morelos, antes y después de la llegada de sargazo. Fuente: SIPSE

¿Qué sigue?

La llegada de cantidades excesivas de Sargassum se ha catalogado como Florecimiento Algal Nocivo (FAN). Esto implica, entre otras cosas, que ya es un problema de índole nacional, pues atenta contra la salud pública. Lo que hace falta ahora es realizar estudios cuantitativos y de monitoreo que permitan desarrollar estrategias efectivas para mitigar los efectos que tiene este fenómeno. También es importante informarnos sobre las medidas precautorias que establezcan las autoridades y averiguar cómo podemos participar como ciudadanos.

¿Quieres saber más?

Rodríguez-Martínez, R., van Tussenbroek, B. y E. Jordán-Dahlgren (2016) Afluencia masiva de sargazo pelágico a la costa del Caribe mexicano 2014-2015.

Videoconferencia: Urge plan de manejo integral del sargazo, desastre natural permanente en el Caribe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Instagram
EMAIL
RSS