Se podría decir que desde finales del siglo pasado las primeras búsquedas de vida en Marte, dieron inicio. Gran parte de esta curiosidad estaba orientada a la propuesta de la expedición humana en dicho planeta. Alemania fue uno de los primeros en sugerir enviar al ser humano a explorar Marte, después EUA, la URSS, entre otras naciones con amplio desarrollo científico y tecnológico. Pero no resultó tan sencillo enviar al ser humano a este planeta, sobre todo por su lejanía, si lo comparamos con un viaje a la luna, muchas de las consecuencias de un viaje tan largo serían complicadas.

Más tarde la NASA anunció el inicio del Programa de Exploración en Marte (MEP) en el ‘94. El cual, a través de robots exploradores y satélites lanzó sus primeras misiones.

Animación de Marsis escaneando a Marte. Tomada de: bbc.co.uk


Durante las primeras expediciones, se llegó a pensar sobre la posibilidad de encontrar cuerpos de agua en ese planeta, por las condiciones de su corteza terrestre, así como de los sedimentos que la componen, sin mencionar el hecho de que es uno de los planetas, además del nuestro, que tiene una posición considerable al sol que le podría permitir contener restos de agua. Sin embargo, ninguna de estas obtuvieron el material necesario para argumentar la certeza de dichas ideas. Es cierto que hubieron algunas que mostraban indicios de una posible presencia, pero hasta hoy nuestra única evidencia fidedigna de que en Marte hubo agua es el hallazgo publicado el 26 de julio de este año, por la ESA (Agencia Espacial Europea), como parte de su proyecto Mars express, en donde el Marsis ( nombre del satélite enviado) capturó al polo sur del planeta un cuerpo de agua que aproximadamente tiene una longitud de 20 km y mide menos de 1 m, según los investigadores de la ESA.

Animación de Marsis y de las señales capturadas que conllevaron al descubrimiento del lago en Marte. Tomada de: bbc.co.uk

El descubrimiento se llevó a cabo por un radar a bordo de Marsis. La relevancia de la técnica de detección fue el escaneo de las capas y subcapas de la corteza terrestre de Marte a través de la señal de cambios en la reflexión de luz. En la zona en donde se encuentra el lago, la reflexión es mayor, por lo que llamó la atención a los investigadores, dando indicio de que algo se encontraba ahí. Y las señales de la subcapas demostraron un hecho aún más sorprendente, el lago congelado no está en contacto con la corteza, existe algo entre ellos, aún no sabemos qué.

Muchas preguntas se desencadenaron detrás de este descubrimiento. La mayoría ligadas a la dirección de los siguientes estudios que se comienzan a plantear de ese cuerpo de agua, para tratar de entender el origen de la vida y evolución de la misma, pero sobre todo para estudiar su composición y que esto ayude a los investigadores a saber de qué forma ver a Marte como posible planeta donde hubo vida.

¿Qué es lo que sigue?

Es cierto que es muy pronto para decir que el lago es una evidencia de restos de vida en el planeta. Sin embargo, colaboradores de la ESA mencionan la dificultad del estudio de ese cuerpo de agua por el hecho de que se encuentra a muy bajas temperaturas, -68°C aprox. Siendo que la temperatura mínima en la que sobreviven la mayor parte de la vida terrestre es cerca de los -40°C y por otra parte, la alta precipitación de sales que posee. 

Sin duda, las siguientes noticias de los estudios y misiones próximos de Marte, nos darán una idea de qué sucedió en ese planeta. ¿Hubo vida? ¿Si no la hubo, podría haberla?

Sigue leyendo:

Descripción del descubrimiento y testimonio de científicos involucrados en el área de estudio

Características de Marte y sus comparaciones con la Tierra

Sobre la exploraciones de la NASA. Descripción, misiones y resultados

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Instagram
EMAIL
RSS