En la mayoría de las tomas espaciales encontramos un toque de belleza cuando se trata de Júpiter, pero esta vez no sólo impactan las imágenes sino el significado de ellas, también. 

Hace un mes aproximadamente Júpiter dio mucho de qué hablar a varios astrónomos y geofísicos  espaciales, cuando la nave espacial Juno dio sus resultados preliminares después de orbitar durante 2 años cerca de este planeta (desde el 4 de Junio del 2016-hasta ahora). No obstante esta no ha sido la única vez que se acecha a este lejano planeta. Desde hace 43 años (1973-hasta ahora) han sido 9 las naves espaciales que han orbitado con diferente duración cerca de él.
Lo que Juno nos permite vislumbrar esta vez, son los particulares relámpagos durante tormentas o ciclones, debidos nada más y nada menos que a la alta concentración de agua que existe en Júpiter.

Sabemos que los relámpagos en el planeta tierra se producen dentro de una nube cuando las descargas eléctricas contenidas en la misma se separan. Las cargas negativas se acumulan tanto que vencen la resistencia eléctrica del aire y comienzan a descender hasta encontrarse con algún conductor positivo que básicamente puede ser cualquier superficie que posea un poco de carga positiva, desde un árbol hasta un poste. Los relámpagos en Júpiter se generan de una manera similar, separando cargas entre la fase líquida y sólida de las nubes.

Las diferencias, que hasta ahora se han encontrado entre los relámpagos de nuestro planeta con los que se pudieron escuchar y observar en Júpiter son la radiofrecuencia y la localización global en la que suceden. Es decir, un relámpago terrestre produce una radiofrecuencia del orden de los gigahertz, generando esos sonidos tan particulares que a varios de nosotros nos llegan a poner nerviosos, mientras que un relámpago en Júpiter apenas entra en el orden de lo kilohertz, lo que genera un sonido similar a un silbido. Así mismo la mayor parte de las tormentas y relámpagos más potentes suceden a lo largo del ecuador y esto es gracias a la enorme participación que tiene la acumulación de calor proveniente del sol en esta región del planeta.

Toma espacial del polo sur de Júpiter, en donde cada remolino representa un ciclón. Tomada de NASA/JPL

En otras palabras existe una mayor movilización de energía desde esta zona que en los polos norte y sur. Por otro lado, todos los relámpagos producidos en Júpiter que Juno pudo capturar (377 para ser exactos), se localizaron en el polo norte del planeta y ninguna en el ecuador, lo cual produjo una controversia muy grande para los científicos que tuvieron que explicar este fenómeno.

Considerando que la posición orbital respecto a la cercanía del sol de la Tierra es la 3ra, mientras que la de Júpiter la 5ta, existe una menor recepción de energía por parte del sol, desde este último. Por lo que la única explicación que podemos dar es que Júpiter se encarga de todo, que dentro de sí mismo encuentra fuente de calor lo cual permite la generación de ciclones y relámpagos pero con complejos patrones de convección de los mismos, a lo largo de los polos.

Muchos científicos afirman que estas observaciones sólo pudieron llevarse a cabo con Juno y es que es una de la primeras naves que tiene tecnología de punta que le permite acercarse tanto al planeta.

La exploración de Juno estaba programada para que llegase a su fin este año, sin embargo después de los resultados que obtuvo,  los grupos de la NASA propusieron alargar su viaje hasta el 2021.

Estaremos al pendiente de los próximos resultados y noticias. Mientras tanto, ahora tenemos más que claro que la Tierra no es el centro del universo y que existen planetas que tienen fenómenos naturales similares pero en condiciones muy diferentes.

 

 

Si te interesó el tema, te recomendamos:

Resumen de los resultados de Juno y las opiniones del grupo de la NASA
https://www.nasa.gov/feature/jpl/juno-solves-39-year-old-mystery-of-jupiter-lightning

Reporte publicando en Nature de Shannon Brown y colaboradores (grupo a la cabeza de Juno)
https://www.nature.com/articles/s41586-018-0156-5

Compilación de imágenes espaciales de Júpiter, tomadas por Juno
https://www.nasa.gov/image-feature/jpl/dark-and-stormy-jupiter

Descripción de los ciclones polares de Júpiter
https://www.sciencenews.org/article/jupiter-polar-cyclones-planet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Instagram
EMAIL
RSS